Botiquín básico del viajero

Os detallamos lo mínimo que debería contener vuestro botiquín.

No significa que sea lo único necesario, pues deberéis tener en cuenta aquellas cosas particulares que afectan a vuestra propia salud, si bien, llevando lo que os proponemos iréis bastante bien cubiertos.

Hay muchas cosas que en destino os saldrán más baratas, pero corréis el riesgo de no encontrarlas. Es conveniente que os informéis con antelación.

Primeros auxilios: tiritas, esparadrapo, vendas, Topionic o Betadine (yodo).

Dolores musculares o de cabeza: Trombocid (golpes, morados), Ibuprofeno (Nurofen, Espidifen): dolor de cabeza, menstruación, fiebre, dolor de muelas.

Diarrea: Fortasec (antidiarreico no aconsejado en caso de diarreas infecciosas), Sueroral (diluir 1 sobre en 1 l de agua e ir bebiendo todo el día, para evitar deshidratación si la diarrea persiste). Si veis que el problema continúa, id al médico.

Estómago: Antiácidos (Almax)

Mosquitos: Loción antirepelente (Mossi Guard o Elinwas en zonas tropicales), espirales de incienso, pomada Fenistil (evita inflamación y picor de la picada). Una vez allí, podéis comprar aparatos eléctricos que los ahuyenten.

Sol: Crema alta protección (20-30 UV)
No abusar. El sol en según qué países es muy fuerte. Id con cuidado porque es fácil sufrir insolaciones. Si ocurre, hay que liarse un trapo bien mojado a la cabeza e ir al médico.

Otros: Preservativos

NOTA IMPORTANTE

Esta información debe considerarse complementaria de la que os hayan dado en los centros de medicina tropical. Es, por tanto, visita obligada para la obtención de pastillas contra la malaria, vacunas, etc.